Viernes 19 de julio del 2019

Jóvenes y Desarrollo en el país: 

 

Sierra Leona está entre los países más pobres del mundo. Todavía son patentes las cicatrices de una guerra civil que finalizó en el año 2002. Además, junto a Liberia y Guinea, es uno de los países asolados por la epidemia de ébola que fue una de las más virulentas de la historia reciente y que en estos tres países se cobró 10.721 víctimas mortales y 25.872 casos de contagio (de los que más de 5.000 son menores). El brote de ébola en 2014-2015 tuvo profundas consecuencias en el país. Los que más sufrieron fueron los niños y niñas supervivientes que perdieron a sus padres y madres, viéndose obligados muchos de ellos a emigrar a las grandes ciudades.

Un problema de mayor magnitud en Sierra Leona, pero que no ha tenido tanto eco internacional, es el fenómeno de los niños de la calle. Muchos de estos menores viven en las calles de la capital a causa del tráfico de personas. Después de haber sido maltratados y abusados, muchos de ellos no tienen más remedio que huir. Miles se encuentran viviendo en las calles después de que sus padres les encomiendan a conocidos bajo la promesa de darles una buena educación. Algunos traficantes van a las aldeas y piden que les entreguen a sus hijos, prometiéndoles educación y un vida mejor en la ciudad. Por desgracia, después de haberlos llevado a la ciudad, en lugar de cumplir sus promesas, les obligan a trabajar, a ejercer la prostitución o los utilizan para rituales.

A pesar de los grandes avances realizados después del final de la guerra civil en 2002, este país de África occidental continúa siendo uno de los menos desarrollados del mundo, donde muchas familias rurales no son capaces ni de asistir, ni de educar a sus propios hijos. Según un estudio realizado en 2010, aproximadamente 2.500 niños duermen cada noche en las calles de Freetown. Nuestro socio local en el país son los Salesianos de Don Bosco, que desde 1998 dan respuesta a la necesidad de protección y cuidado de los niños desplazados por la guerra y niños de la calle. Trabajan a través de Don Bosco Fambul desarrollando proyectos sociales centrados en la rehabilitación de menores en situación de riesgo y vulnerabilidad: niños de la calle, trabajo comunitario, formación ocupacional, atención a menores víctimas de abusos y trata a través de la línea 323, protección y atención de niñas en situación de prostitución y huérfanos del ébola.

Don Bosco Fambul es considerada un referente en la protección de menores, es miembro el equipo de trabajo por los derechos de la Infancia en el país y de la red SLANGO, además de contar con el apoyo y colaboración del Ministerio de Bienestar Social y el reconocimiento del Gobierno de Sierra leona. JyD colabora con Don Bosco Fambul desde 2014 en estos programas de menores en situación de riesgo, huérfanos de ébola, educación y emergencias.

Actualmente estamos apoyando los siguientes proyectos:

  • Promoción y protección de los derechos de las niñas en situación de prostitución en Freetown  con el apoyo de los Ayuntamientos de Burgos y Alcalá de Henares, el grupo Hermana África, la Cooperativa Danobat y la Asociación de Trabajadores y Trabajadores del Gobierno Vasco y Osakidetza y otros colaboradores privados. ​Este proyecto pretende contribuir a la lucha frente a la violencia y los abusos sufridos por las niñas en situación de prostitución infantil, garantizando el respeto y cumplimiento de sus derechos fundamentales. Se lleva a cabo a través de la prevención: sensibilización y movilización de la población y autoridades de Sierra Leona en torno a los derechos de la infancia, y la creación de un entorno de seguridad y protección para la reinserción social de estas menores.

  • Don Bosco Mobile, con el apoyo de Irizar, autobús adaptado (con zona de escucha, juegos, enfermería…) que sale a las calles varias noches por semana para identificar a los menores que viven solos o en grupos en los mercados y parques. Les ofrece asistencia sanitaria, comida e higiene.

  • Emergencias: Asistencia a los damnificados por las inundaciones y deslizamientos de tierra de agosto 2017 y apoyo a la reconstrucción del barrio Angola Town destruido por un incendio. Contamos con el apoyo de los Ayuntamientos de Pamplona, Burgos, Alcalá de Henares y colaboradores privados.

left

Jóvenes y Desarrollo es una Organización No Gubernamental Salesiana sin ánimo de lucro.

Jóvenes y Desarrollo tiene un firme compromiso con la transparencia y el buen gobierno.