Sábado 29 de febrero del 2020

Añadir nuevo comentario

Imagen de Fernanda
Publicado por Fernanda on November 28, 2016

Hace cincuenta días, el país más pobre de América fue azotado por el huracán de categoría 4 ‘Matthew’, llevándose a 550 vidas y dejando a su paso 175.000 desplazados y dos millones de damnificados, según datos de Naciones Unidas. Las zonas más afectadas fueron Los Cayos, Torbeck y Aquin, las principales ciudades de la costa sur. El país aún estaba recuperándose de los efectos del terremoto de 2010 y enfrentando una epidemia de cólera que hasta la fecha había causado la muerte de 9.300 personas.

A principios del mes de noviembre, Haití tuvo que enfrentar otra catástrofe. Esta vez en la región norte del país, específicamente en Cabo Haitiano donde las lluvias torrenciales causaron fuertes inundaciones que han dejado a 10 muertos y cientos de personas afectadas.

Ante esta situación, la familia salesiana trabaja incansablemente para atender a las personas damnificadas y poco a poco ir reconstruyendo el país.

En el norte del país, los salesianos han ofrecido alojamiento y alimentos a 50 familias que han perdido sus hogares por la inundación. En la parte sur del país, la presencia de los  salesianos en Los Cayos, ha sido decisiva para poder atender a la población desde el primer momento. La infraestructura creada después del terremoto de 2010 y la coordinación de la Fundación Rinaldi han contribuido a que la respuesta haya sido efectiva y eficaz en el reparto de la ayuda alimenticia, agua y bienes de primera necesidad durante los primeros meses de emergencia.

Así mismo, los salesianos han puesto en marcha un plan de reconstrucción con énfasis en tres puntos para asegurar su sostenibilidad: garantizar la seguridad alimentaria, recuperar los medios de vida y la independencia financiera; y dotar de protagonismo a los haitianos en la reconstrucción de su país.

La primera fase ha sido de emergencia y desde el primer momento, los salesianos han estado enviando convoyes para garantizar la seguridad alimentaria en las zonas más afectadas por el paso del huracán.  Todavía se siguen entregando raciones alimenticias y artículos de primera necesidad. Cada ración está calculada para una familia de cuatro personas durante 5 días y cuesta 23 euros. El objetivo es atender a 2.500 familias.

Posteriormente se habilitará un comedor escolar en Los Cayos para atender a 3.000 alumnos, alumnas, profesores y profesoras, todos menores de 30 años durante 3 meses.

En el mes de noviembre, se ha iniciado la  fase de reconstrucción, en la cual distribuirán materiales de construcción para que 200 familias, que actualmente se encuentran en refugios temporales como escuelas públicas e iglesias, puedan construir o rehabilitar sus hogares. También se les dará asistencia técnica para la reparación de tejados, ventanas, cercados, etcétera.

El objetivo general es mejorar las condiciones de habitabilidad para las familias afectadas. Como acción complementaria se conseguirá también apoyar en la reunificación de las familias afectadas y además, indirectamente, reducir los contagios de cólera y la delincuencia juvenil.

Los salesianos también planean recuperar los medios de vida y reactivar la economía local para garantizar la independencia financiera de la región. Para ello, los Salesianos tienen previsto empezar a distribuir semillas y herramientas agrícolas a 500 familias de la costa sur de Haití durante 6 meses. Las acciones que se realizarán son las siguientes:

1.         Sesión de sensibilización a las familias sobre el proyecto.

2.         Compra de semillas y herramientas agrícolas.

3.         Distribución de semillas y herramientas agrícolas a las familias de agricultores.

4.         Formación de los agricultores en el uso de herramientas y técnicas agrícolas.

Por último, los salesianos darán formación profesional intensiva para 300 jóvenes en los sectores de la construcción (metalurgia, carpintería, soldadura…) para que puedan ser protagonistas de la reconstrucción de su país. Al mismo tiempo, los salesianos concederán becas a los estudiantes que por su situación económica no puedan hacer frente a los gastos escolares.

Jóvenes y Desarrollo, que además de los proyectos ejecutados tras el terremoto de 2010, viene cooperando en los últimos 5 años junto a Caritas Española a través de un Programa para la mejora de la calidad de la Formación Profesional en Haití, esta poniendo todo su empeño en apoyar a la población damnificada a través de los Salesianos de Haití. Como primer paso, apoyará a los Salesianos de Haití en la entrega de materiales de construcción.

Agradecemos a todas las personas que con su compromiso son partícipes de la reconstrucción de Haití.

Si deseas colaborar con ‘Haití. Emergencia’ puedes hacerlo a través de la cuenta en Banco Popular ES63 0075 0005 6806 0281 6555 o haz click AQUÍ.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres un visitante humano y para evitar el envío de spam automatizado.
1 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

left

Jóvenes y Desarrollo es una Organización No Gubernamental Salesiana sin ánimo de lucro.

Jóvenes y Desarrollo tiene un firme compromiso con la transparencia y el buen gobierno.